¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilizamos cookies, balizas web y otras tecnologías para recordar tus preferencias, proporcionar servicios (entre ellos la funcionalidad de productos y sitios), analizar nuestro rendimiento, mejorar y personalizar tu experiencia y proporcionar información de tu interes.

Cabecera web16 2 2017

Todos nuestros servicios son gratuitos.



La Independencia y la Democracia para fortalecer la paz y la justica

Guatemala, septiembre 2016 (MINTRAB).- Hoy celebramos 195 años de nuestra Independencia y 9 años desde que la Organización de Naciones Unidas, designó cada 15 de septiembre como el Día Internacional de la Democracia, el cual surge con el fin de impulsar los procesos democráticos en el mundo, fundamentados en mayor participación, igualdad, seguridad y desarrollo humano.

Hoy recordamos a los próceres que nos dieron la identidad de Patria, así también  entendemos y valoramos la anhelada libertad, la cual le dio vida a nuestra democracia, a la concordia y a la soberanía.

La libertad es uno de los  valores más importantes para los ciudadanos. La práctica de los valores democráticos en las relaciones laborales son condiciones necesarias para el desarrollo personal, profesional y social de las y los trabajadores. Para el Ministerio de Trabajo y Previsión Social es un deber trabajar con determinación y compromiso, porque no podemos hablar de independencia si no hay trabajo decente, o si no se brindan las garantías mínimas para que los trabajadores puedan desempeñar su potencial en condiciones dignas y justas.

De tal forma que el trabajar arduamente para fortalecer la promoción y la consolidación de las libertades y la democracia, como eje transversal en la ejecución de nuestros programas, nos han permitido incidir de forma directa en la mejora de las condiciones de trabajo de la población guatemalteca.

La libertad es una forma de convivencia pacífica ordenada política y socialmente, cuyas bases se encuentran en el respeto a la dignidad humana, dentro de su misma independencia. Asimismo, la democracia es el proceso por el cual los trabajadores y las trabajadoras se hacen reconocer como actores políticos, debido que se convierten en la voz de las y los ciudadanos a través de su participación cívica y laboral.

De tal  cuenta,  una  organización libre y democrática en el trabajo permite la independencia hacia el avance de los derechos laborales al convivir con respeto y al escuchar las necesidades de los trabajadores.

Por ello, nuestro deseo  es que  todos los ciudadanos hagamos vida el espíritu de la libertad y democracia, gozando de un empleo digno y que nuestro trabajo sea para el bienestar común

Canal de Gobierno

Ministra durante Foro Permanente de Asuntos Indigenas

Las niñas tienen que estudiar

1 de mayo día del trabajador